Martes 16 de Abril 2024
ORACIÓN

Sanando corazones con la palabra: oraciones reconfortantes de la Biblia para superar el dolor

La Biblia puede ser la respuesta a tus problemas amorosos.

Oración. Fuente: (Instagram)
Escrito en ESPECTÁCULOS el

El término “corazón roto” se refiere a una decepción amorosa muy dolorosa, en la que las personas se sumergen para lamentar su mala suerte y que, en el peor de los casos, puede cambiar drásticamente la vida de muchos. Ante este alarmante escenario, la oración se puede erigir como una solución directa y con mucha esperanza, algo que definitivamente puede influir en un bienestar general.

Es por ello por lo que es importante darle una oportunidad a la religión, la cual puede ser el refugio que muchas personas necesitan especialmente en esos días tan complejos, los cuales pueden ser todo un reto de sobrellevar.

Es ahí donde la Biblia y la oración entran en escena, en particular, algunos versos que sin duda te van a dar ese sentimiento de fuerza e iluminación, los cuales vas a necesitar para seguir adelante.

Los versos de la biblia que te ayudarán

En líneas generales, este conjunto de libros canónicos son fundamentales para reencontrarte con el Todopoderoso, sin embargo, algunos versos pueden tener un poder de cura para ese “corazón roto” que no debes dejar de leer.

  • "Y enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni duelo, ni llanto ni dolor, porque lo primero ha desaparecido". Apocalipsis 21:4.
  • "El Señor está cerca de los atribulados, salva a los abatidos". Salmo 34:18-19.
  • "¡Sed fuertes y valientes, no temáis, no os acobardéis ante ellos!, pues el Señor, tu Dios, va contigo, no te dejará ni te abandonará". Deuteronomio 31:6-8.
  • "Incluso entre risas sufre el corazón, y al final la alegría acaba en dolor. De su conducta se jacta el malhechor; de sus obras, el hombre de bien". Proverbios 14:13-14.
  • "No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortalezco, te auxilio, te sostengo con mi diestra victoriosa". Isaías 41:10.

Esta oración puede ser la clave para el consuelo que tanto necesitas, solo debes abrir tu corazón a Dios y verás cómo podrás subsanar a esa persona que tanto daño te hizo y seguir adelante con tu vida sin guardar rencor a nadie.