Martes 16 de Abril 2024
TRUCOS

Estos 3 trucos harán que tus almohadas queden limpias y como nuevas

Con unos pocos ingredientes, recuperarán su blancura y lucirán perfectas.

Trucos. Fuente: (Twitter)
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Aunque en el ajetreo de la vida diaria se nos olvide, existen ciertos elementos que forman parte esencial de nuestra rutina y que, sin un correcto cuidado y mantenimiento, podrían tener consecuencias sobre nuestra salud. Este es el caso de las almohadas.

Su utilización diaria para el descanso genera lógicamente que las almohadas sean uno de los sitios más propensos para que se reúnan cuantiosas bacterias que, mezcladas con el sudor y otras partículas de suciedad que generamos nosotros o se crean en el propio ambiente, pueden traer aparejadas como consecuencia algunos problemas de salud en nuestro organismo. Es por esta razón que hoy te compartimos 3 sencillos trucos con los que puedes limpiar tus almohadas al menos una vez al mes para que se vean como nuevas y libres de hongos y ácaros.

Como primer tip de limpieza, simplemente necesitarás dos ingredientes: bicarbonato de sodio (80 g o 8 cucharadas) y media taza de vinagre blanco (125 ml).

Para el primero de estos tres trucos, inicialmente debes colocar tus almohadas en la lavadora, y una vez que están cubiertas por el agua, debes añadirle tanto el bicarbonato de sodio como el vinagre. Deja que la lavadora termine con este ciclo y luego ponlas a secar al sol.

El segundo secreto que te compartimos para dejar impecables tus almohadas requiere también solo de dos ingredientes: ½ taza de jugo de limón (125 ml) y 1 taza de agua oxigenada (250 ml). En primer lugar, debes unir ambos ingredientes en un balde con agua caliente. Coloca tu almohada en esta mezcla y déjala allí durante una hora. Retira y colócala en la lavadora en su ciclo habitual. Posteriormente, déjala secar al sol.

El último de estos trucos para limpiar tus almohadas requiere del jugo de 6 limones y 2 ½ litros de agua (10 tazas). En primer lugar, calienta el agua hasta que hierva. Una vez llegado este punto, añádele al agua el jugo de los 6 limones. Coloca tu almohada allí por un total de dos horas y, una vez pasado este tiempo, retírala y lávala con el detergente que utilizas habitualmente.